Noticias

“Me da igual lo que me digan, es la moto que siempre he querido tener”

"Me da igual lo que me digan, es la moto que siempre he querido tener"

Bea, es la propietaria de una Yamaha YZF R1 del 2004. La R1 entró en su vida, después de vender su R6. Esta fue vendida porque Bea iba a ser mama y después de apartarse un tiempo de las motos, mirando anuncios de motos la vio, siempre había sido la moto que quería, así que la catalana no lo dudo ni un solo momento -“me gustaba todo, la moto, el color, hasta el precio. La compré sin pensarlo dos veces y la verdad es que ya han pasado casi cuatro años y estoy muy contenta”-

Una de las dificultades que había entre Bea y su R1, eran los 56kg y 1,56cm de ella, respecto a los 174Kg y 820mm de su moto, -” En los semáforos no podía moverme ni un pelo, ya que tocaba cómo las bailarinas cuando se ponen de puntillas, temía que se cayera. Finalmente despues de algunas caídas en parado decidí bajar la moto. Eso me hizo sentirme más cómoda y ganar confianza, voy más segura. Las paradas en seco ya no me preocupan de la misma forma, mis pies llegan bien al suelo, ahora apoyo los dos.Es genial, lo aconsejo sin ninguna duda a las chicas bajitas. Como todo tiene sus contra, la subida y bajada de los bordillos se debe hacer con extremo cuidado y la estética de la moto cambia, pero estos contras merecen la pena, lo importante era sentir que podía con mi moto”

Bea disfruta muchísimo con ella tanto en circuito como en carretera, descartándola totalmente para el uso por su ciudad. Como accesorio extra destacable lleva unos escapes akrapovic, a parte del portamatrículas, intermitentes y llantas, pero la catalana no quiso dejar pasar por alto lo contenta que está con los latiguillos metálicos de serie que incorpora la YZFR1, -“todo el mundo me dice que tiene una frenada increíble”-

A causa de sus condiciones físicas y de la pedazo de moto que Bea conduce ha tenido que oir en mil ocasiones que se cambie de moto, que es mucha moto para ella, que no le saca todo el partido que podría sacarle, etc… -“Me da igual lo que me digan, es la moto que siempre he querido tener, soy capaz de llevarla sin problemas. Que no la pongo a tope, pues no, no la pongo pero voy con la moto de mis sueños, con la moto que me gusta y con la disfruto”-

Con este artículo que demostrado una vez más, que no hay motos para mujeres y para hombres, que si te gusta una moto, la única se pone barreras eres tu misma.

Publicado el 23/04/2011

©Motociclismo Femenino


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>