Noticias

Elena Rosell, “No hay razón por la que las chicas tengan que ser más lentas”

Elena Rosell, "No hay razón por la que las chicas tengan que ser más lentas"

La valenciana se inició en las pruebas de velocidad con motos de 50cc, y tras pasar por varios campeonatos territoriales y practicar triatlón hasta los 17 años en 2008, fue invitada por Kawasaki a participar como piloto invitada en Albacete. Fue en la segunda visita del CEV a la pista manchega. No ganó, pero su estreno como wild-card se saldó con una magnífica segunda plaza. Eso sí, 15 días más tarde, en el mismo escenario, Rosell se desquitó proclamándose campeona de la prueba del campeonato de Europa en Féminas, y eso que ella utilizó para aquella carrera una 600 cc cuando casi todas sus rivales pilotaban motos de 1.000 cc. Medio año después, en la primera carrera de la Ninja Cup 2009, Rosell volvió a hacer historia para nuestro país al convertirse en la primera mujer desde que se creó el CEV en ganar una carrera de una de sus categorías en liza y liderar en varias citas el certamen. Al final, no obstante, no se llevó el título, pero sus resultados no cayeron en saco roto, y este año Elena se ha aventurado en las turbias aguas de Stock Extreme

SoloMoto: Temporada nueva; categoría nueva: Stock Extreme. Una oportunidad que, no obstante, te llegó en el último momento.

Elena Rosell: Así es. Hasta un mes antes de realizarse la primera carrera todavía estaba en duda mi participación en el CEV. Conseguir el apoyo necesario para poder estar este año aquí ha supuesto un gran esfuerzo, por lo que he de agradecer, y mucho, la confianza que ciertas personas y patrocinadores, como Powerade y Kawasaki España, han depositado en mí. Suena a tópico, lo sé. Pero es cierto. Sin ellos esto no sería posible.

 

SM: Terminar la 27 de 41 en tu primera carrera con tu nueva moto (te subiste a ella por primera vez el viernes) y equipo no está mal.

ER: Bueno, podría decirse. (sonríe tímidamente). Sinceramente, he notado el cambio de categoría, ya que una Stock Extreme desarrolla una potencia mayor con respecto a la moto que piloté durante el pasado año –NdR: la Ninja ZX-6r de 600cc, la moto de la Ninja Cup. Cambian muchos detalles, pero todo es cogerle el feeling a la cosa y ¡para adelante tú! Como dices, moto nueva, y también equipo nuevo, el Kawasaki Palmeto Racing, una formación con experiencia en el campeonato y en el que desde el primer momento me he sentido muy bien recibida y acogida por parte de todos los que la componen.

 

SM: Para Albacete, la siguiente parada del CEV y una pista en la que ya sabes lo que es ganar, ¿hay que pedirte más?

ER: ¡Eso ya me lo pido yo! (Risas). He ganado en categorías inferiores y ahora lo que pretendo es aprender al máximo a pilotar esta moto, la Kawasaki ZX-10r, para poder aprovechar todas sus prestaciones. Ir avanzando en cada salida a pista es lo primordial para mí y para el equipo, ya que eso significa que vamos hacia delante. ¿Albacete? Mejoraremos, seguro. (sonríe y guiña el ojo).

 

SM: ¿Con qué moto te sientes más cómoda: una 600 ó una 000, como la que pilotas este año?

ER: Son diferentes. A la 600 ya me había hecho, y ahora estoy adaptándome a la 1000. Pero vamos, que son muy divertidas las dos.

 

SM: El año pasado te convertiste en la primera mujer en ganar una carrera del Campeonato de España.

ER: Así fue, en la Kawasaki Ninja Cup, en la primera carrera del campeonato disputada en el circuito de Albacete. Difícil de olvidar.

 

SM: Y no sólo eso, sino que lideraste la clasificación general de la Kawasaki Ninja Cup hasta el ecuador del campeonato.

ER: Ganamos la primera carrera. En la segunda prueba, en Jerez, terminé segunda, y cuando llegué a Valencia, cerca de casa, sufrí una caída a final de recta cuando trataba de remontar varios puestos tras una mala salida; mi punto débil el pasado año. Pero en fin, me quedo con muy buenos recuerdos de esa etapa, puesto que, en cierto modo, los resultados destacables de la pasada temporada me han ayudado a poder estar aquí este año.

 

SM: Pero a pesar de tus logros sobre el asfalto no te está resultando nada fácil hallar patrocinadores que confíen en ti y tu proyecto deportivo.

ER: Es un poco complicado. Bueno, siempre lo ha sido, pero confío plenamente en el proyecto y en mi capacidad para ir hacia delante. Además, este año sé que tengo al lado personas que se han involucrado mucho en esto y confían tanto como yo en que lo haremos realmente bien.

 

SM: Por tu currículum y trayectoria, cuanto menos, deberías de estar compartiendo parrilla con la italiana Paola Cazzola en el Mundial de Supersport.

ER: (Risas). Bueno… no me desagradaría. (más risas) Pero pienso que hemos escogido el camino adecuado. Vamos aprendiendo cosas que en un futuro me pueden ayudar a poder emplearme al 100 % en cualquier campeonato. ¿El Mundial de Supersport? Quién sabe.

 

SM: Entrenas muy duro para estar en plena forma para el campeonato, ¿no te llama la atención competir en el Mundial de Resistencia?

ER: Entrenar, me gusta. Siempre he practicado mucho deporte, puesto que hasta los 17 años estuve practicando triatlón de competición. Y en cierto modo nunca me he desvinculado de ese deporte, ya que comprende tres disciplinas que realmente me gustan y forman la base de mi entrenamiento. Aunque también es cierto que este año he tenido que cambiar un poco los hábitos y aumentar los trabajos de fuerza, ya que la 1.000 requiere de ello. En cuanto al Mundial de resistencia, no estaría mal en un futuro, pero por ahora quiero centrarme en donde estoy y sacar el máximo provecho de todo para ver dónde podemos llegar.

 

SM: Al menos, este año no estás sola. Dos chicas más comparten protagonismo y aventura en el CEV contigo: Montserrat Costa, en 125GP, y Carla Calderer, en Moto2.

ER: Sí, esto siempre es bueno. Por mi parte estoy encantada de que haya más chicas piloto en la parrilla. El año pasado era la única. Y la verdad, me gustaría mucho pensar que los buenos resultados que estamos consiguiendo pudieran servir para abrir una puerta a las chicas en el CEV, y que la gente les dé una oportunidad; que confíe en ellas y sus posibilidades. No hay ninguna razón por la que, por ser chicas, tengamos que ser más lentas. Creo que lo demostramos el año pasado con la primera victoria femenina, o este año, peleando de tú a tú con más de 40 pilotos chicos, con las motos más potentes y rápidas con las que se puede correr en España.

 

SM: Ambas son debutantes. ¿Qué consejo les darías?

ER: Ante todo que no se precipiten, pues todo en la vida requiere de un aprendizaje, acompañado siempre por mucho trabajo y esfuerzo en conseguir lo que se propongan. Y como norma primordial, ya no para ellas, sino para todos los pilotos, que hay que divertirse. Sólo así es cuando las cosas salen bien. Además, como en todos los deportes de competición hay momentos no tan buenos, pero de ellos también aprendes cosas que te ayudan a ser mejor en tu disciplina, así como mejor persona.

 

SM: ¿Piensas que las carreras de motos están demasiado ‘masculinizadas’?

ER: Masculinizadas, un poco lo están. (Risas) Pero yo para nada me siento extraña, porque soy un piloto más en la parrilla.

 

SM: Con la cantidad de aficionadas a la moto que hay, y las miles de conductoras sobre sus motos, ¿por qué piensas que no hay más mujeres piloto?

ER: Resulta un tanto complicado que confíen en ti. La parrilla está formada en su 99 % por hombres y puede que las mujeres, además de carecer de esa falta de confianza externa, tengamos ese recelo a poder tener esa presión sobre nosotras, ya que en cierto modo al haber tan pocas las miradas recaen sobre nosotras; para bien y para mal.

 

SM: ¿Qué objetivo te marcas para este 2010?

ER: Aprender e ir avanzando en cada carrera para poder finalizar la temporada entre los más rápidos de la categoría.

Publicado el 17/05/2010

Fuente: www.solomoto.es

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>