Noticias

Artículo de opinión; Elena y su incursión en el mundial

Artículo de opinión; Elena y su incursión en el mundial

Ahora que todo está en calma y yo me siento más relajada con todo este tema, quiero dar mi opinión de todo lo ocurrido desde hace aproximadamente poco menos de un mes, en relación a Elena Rosell y su participación en el mundial.

La noticia estallaba el viernes día 17/06, justo dos días antes de la carrera del CEV en Montmeló y a tan sólo una semana de la fecha prevista para el debut de la piloto. Me hacía eco de la noticia a través de facebook móvil, no me lo podía creer, Elena en el mundial, ¡¡por fin!!. Esa noticia que tanto tiempo estaba deseando leer, se plantaba ante mis ojos, para con una mezcla de palabras efímeras darme la alegría del día, que digo del día, de la semana, del mes o incluso del año. Todo fue muy deprisa, la noticia se propagó por la red social cómo si de la pólvora de una traca valenciana se tratara. Me hallaba sobre excitada, al día siguiente vería a Elena en el CEV y podría hablar con ella de todo esto con un poco más de calma, una calma que realmente estuvo ausente durante este fugaz sueño, que por un momento creí que se convertía en pesadilla. En todo momento fui consciente de que el Marketing tenía mucho que ver en todo esto, pero a mi eso no me importaba, Elena tenía su oportunidad y fuere como fuere, se tenía que aprovechar. Le llegaba de la mano del Aspar Team y con la moto del lesionado Julian Simón. El escenario, Assen, aunque también se había pactado correr en Mugello. En aquel momento todo fueron palabras de elogio para el Sr. Martínez Aspar, por la ayuda que le estaba brindando a la piloto, algo que se convertiría en un arma de doble filo. “Elena es valenciana y proviene de Bancaja, es una piloto que está consiguiendo grandes resultados y se merece esta oportunidad” declaraba el ex-piloto

Desde mi punto de vista sea objetivo o subjetivo, algo que en este caso me da absolutamente igual, Elena está preparada para participar en un mundial, pero lo cierto es que el reto era complicado, muy complicado. Se enfrentaba a una categoría desconocida, a una moto con la que no haría ni un solo metro antes de los libres, a un circuito difícil, a luchar contra los mejores, a la presión mediática y a un sin fin de cosas más que seguramente desconozco.

El sábado a las ocho y media de la mañana llegaba a Montmeló, Sandra Jones salía a pista a las nueve para el primer cronometrado, después pasaría a ver a Ana Carrasco, ya que era la siguiente. Llegó el turno de Elena, cuando la vi, me soprendí, llevaba sobre su cabeza una gorra roja que desentonaba con el verde-negro de su box y en la que ponía con letras blancas MAPFRE. Estaba claro, ese fin de semana todos los grandes medios se desplazaban al circuito, Elena estaba en boca de todos y había que sacar tajada. Cual fue mi sorpresa que hasta una cámara de Tele5 había en el box de la valenciana.

El agobio que tenía se palpaba en el ambiente, así que entre las tres, ella, Eva Blanquez “su Uccio particular” y yo, concretamos que el encuentro lo tendríamos por la tarde en la fiesta que la Kawasaki Ninja daba por motivo de sus 25 carreras. Allí le realicé una breve entrevista y una vez guardados el bolígrafo y el papel, pude disfrutar de una convesación privada con ella de lo más interesante. Dejó claro que para ella, lo importante era disfrutar y sobre todo aprender todo lo posible. Y eso es lo que la mayoría esperabamos, que saliera a carrera y disfrutara, y todo aquel que pensara que por llevar una moto ganadora, tenía obligación de hacer un buen resultado, es un “flipado”. La Ducati Desmosedici es una moto ganadora (Stoner 2007) y la lleva un nueve veces campeón del mundo….. a buen entendedor pocas palabras bastan.

Llegaban los libres del viernes, que al ser Assen son el jueves. Encendía la tv y si el reto era complicado, para más inri, llovía sobre el trazado holandés. Fueron dos caídas las que Elena tuvo hasta que se determinó que había aceite en la pista. Los libres quedaban cancelados y la valenciana se enfrentaba al cronometrado, habiendo realizado escasos km con la Suter. El destino le estaba poniendo las cosas difíciles….

El viernes me marchaba a Francia, tenía, de hacía días una escapada con unas amigas y no lo podía aplazar. Desde Francia no se pueden ver las carreras desde rtve y además el cronometrado me cogía en pleno viaje. Así que, mi santa madre permaneció delante de la tv para retransmitirme el acontecimiento vía sms, “Gracias mama, eres la mejor”. En Assen volvía a llover, a las 12:12 recibía el mensaje, “Caída de Elena, se la llevan a la unidad móvil”, no podía ser, tanta mala suerte junta. “Elena sólo se queja de un poco de dolor en la rodilla”. Sabía que el segundo cronometrado daba lugar a las 15:05, eran casi las 15:15 y mi madre no me decía nada. “Sale a pista?” le preguntaba, “Está esperando a que le reparen la moto”. ¿Cómo?, ¿me estás diciendo que después de tres horas, Jorge Martínez Aspar, jefe de tres equipos y posiblemente el hombre que más mecánicos tiene a su disposición en el paddock, no ha reparado la moto?. Aquí pasa algo, esto no puede ser.

En cuanto pude encendí mi netbook y me conecté al wifi del hotel y en la íntimidad que pude encontrar en una habitación para tres, dejé mis sentimientos fluir, las fotos de Elena llorando, probablemente de la rabia y la impotencia, empaparon mis ojos, no pudiendo evitar que las lágrimas recorrieran mi cara, decidí no leer ni un solo artículo. Aun quedaba un rayo de luz en todo aquello, Mugello.

Yo ya tenía preparado mi viaje a Mugello para poder darle todo mi apoyo, pero a mitad de semana el Sr. Aspar hacía unas declaraciones en las que indicaba que Elena no iría a Mugello. ¿Porqué Jorge?, ¿Porqué no le arreglaste la moto a Elena?, ¿Porqué le robas la oportunidad de rodar en Mugello?, yo creía en tí, porque pensaba que creías en ella, pero tu actitud demuestra que esto al final si que va a ser tan sólo puro marketing y como los profesionales de este dirían, Elena es un juguete roto.

El jueves recibía la noticia de que Elena había tenido una reunión en la que se había pactado seguir contando con ella, pero había que esperar a ver que decía el comunicado oficial. Este aparecía el viernes, pero el comunicado era muy ambiguo, ya que si se confirmaba una colaboración, pero sin concretar.

El sábado a mi llegada a Mugello y charlando con Ernest, coincidimos en que lo que había ocurrido con Elena era muy feo y poco habitual en Aspar. Por eso se provocó la pregunta mientras sucedían los cronometrados de Moto2. Jorge confirmaba ante las cámaras de TVE la participación de Elena en el GP de Aragón, algo que tanto al comentarista del mundial como a mi, nos hacía cambiar de nuevo nuestra perspectiva sobre el asunto.

Fue allí, donde escuchando los comentarios de Ángel Nieto, Álex Crivillé y Ernest Riveras, mi cabeza comprendió la actitud del Sr. Aspar. La moto no sé arreglo, porque se dio cuenta que lo que se le estaba pidiendo a Elena era muy complicado, de la misma forma que ir a Mugello, no hubiera solucionado nada y rectificar es de sabios, aunque medio mundo se te eche encima. Que conste que esto que acabo de decir es una conclusión propia y que en ningún momento ha sido confirmado por ingún miembro del Team Aspar. Lo que la piloto necesita es rodar con la moto y que la inviten a un GP español en el conozca el trazado, que es lo normal. Y a eso se ha comprometido Aspar y se lo agradezco y le pido disculpas por no haber creído en él.

Después de todo este alboroto, volvía el CEV este fin de semana pasado. No sé si será fruto de la coincidencia o el resultado de mucha rabia contenida por querer demostrar lo que vale, pero de lo que estoy segura es que la experiencia que Elena adquirió en su paso por el mundial tiene mucho que ver con que ayer se subiera al podio por primera vez en la categoría de StockExtreme como la ganadora de equipos privados, algo que la convierte en la primera mujer que consigue esto en dicho campeonato.

Y fueron felices y comieron perdices…..

Publicado el 17/07/2011

©Motociclismo Femenino

Fotos: J. Manuel González Tamajón y Emilio Pérez de Rozas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>